Divorcio o anulación, ¿cuál es mejor?

El proceso de terminar un matrimonio siempre es complicado. Inicia con una pregunta, y una respuesta: ¿Me divorcio o anulo el matrimonio? La segunda opción se lleva a cabo a través de una sentencia judical de que nunca se casaron, mientras que la primera trata de una división de los activos del matrimonio. ¿Confuso? No te preocupes, te ayudamos a identificar las diferencias.

Para empezar, aunque las leyes cambian de país a país, en la mayoría, el proceso de cualquier tipo de separación es la misma. Aún así, en los ojos de la ley, ambos son diferentes.

Para que la anulación sea una opción, tienes que tener una buena razón por la cual tu matrimonio nunca fue válido… y eso puede ser complicado. Con buena razón me refiero a que debes cumplir con una de estas 4 características: bigamia (uno de los esposos era menor de edad), locura, fraude o fuerza. Y como tienes que comprobar uno de estos requisitos, tendrán que ir a juicio.

Ver más: Las 7 reglas de una amiga con derechos

Publicidad

¿Entonces por qué hacer todo ese despapaye? Algunas personas lo hacen por creencias religiosas, y otros porque es mucho mejor pensar que el matrimonio ‘nunca sucedió.’ Sin mencionar que no van a pelearse los bienes.

Sin embargo, para la mayoría de las personas, el divorcio tiene más sentido. El proceso es, en realidad, mucho más simple, especialmente si ambos están de acuerdo.

No tiene que haber un juicio si ambos están de acuerdo y si estaban casados por bienes separados. En la mayoría de los casos, si es que el matrimonio terminó en malos términos, los abogados se hacen cargo, especialmente para dividir bienes y en la custodia de los hijos.

¿Aún no sabes qué te conviene? Háblalo con tu abogado. Sólo un especialista podrá ayudarte a elegir la situación en la forma más óptima posible.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot