¿Gases vaginales? Todo lo que siempre quisiste saber

Platicar sobre sus fantasías es una excelente forma para sentirse conectado

¡Qué pena! Imagina que incómoda escena: Estás a gusto con tu pareja en plena pasión, cuando de repente se oye un terrible sonido saliendo de tu vagina, te quieres morir, tratas de explicar que no te echaste un gas, pero no te creen, intentas pasarlo por alto, pero tu mente sólo piensa en eso, ¿por qué a mí?, ¿qué fue ese sonido?

¡No te preocupes! Eres totalmente normal

A la gran mayoría de las mujeres nos ha pasado, que cuando estamos teniendo relaciones y se escucha un “gas”, pero tranquila, Christian Michelle León, educadora Sexual, Sexóloga Clínica y Psicoterapeuta Sexual, de Prudence for Her nos explica a detalle qué es lo que pasa dentro de nuestro cuerpo.

Estos gases no son producto de la fermentación de la comida, no provienen del estómago o los intestinos, sino de la vagina. La vagina es un espacio flexible que se adapta y regresa a su tamaño natural, cuando introduces algo dentro de ella (llámese dedos, pene o juguetes sexuales), se genera aire. Como por ejemplo cuando inflamos un globo y crece gracias a la elasticidad, para posteriormente volver a sus dimensiones originales, sin embargo, en ese proceso, al soltar el aire del globo, este emite un sonido parecido al de un “gas”, como el de nuestras vaginas.

Publicidad

Por lo tanto, no tienes nada de qué alarmarte, para la próxima sólo explica a tu pareja o parejas de dónde proviene ese sonido con el ejemplo del globo y quedarás mucho más relajada.

Por cierto, si tu pareja se comporta de manera grosera, inflexible o intolerante, ¡ten cuidado! pues es una forma de violencia, la cual no debes de soportar, ya los que nos pasa son funciones naturales de nuestro organismo que permiten que funcione perfectamente y nadie nos debe hacer sentir mal por ello.

 

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Tags from the story
,
Escrito por
Más de Adriana Uribe

Postergación de la maternidad, ¡aumenta la infertilidad!

La edad de la mujer es uno de los factores más importantes
Leer más