Todo lo que debes saber del lubricante

lubricante
lubricante

No saben cuántas veces he recomendado el lubricante, pero sé que aún así hay muchas mujeres que NO lo utilizan. Hay tantos sabores, sensaciones y posibilidades, que no sé exactamente qué están esperando. Al final del día, puedo pensar que no saben exactamente cómo usarlo o cuál elegir… y para estoy aquí; para resolver TODAS sus dudas.

Ver más: 5 cosas que no debes decirle a tu pareja

Hay DOS tipos de lubricantes

Los 2 grupos básicos del lube son: de agua y de aceite. No me gusta el lubricante de aceite porque daña el látex del condón… y sabemos que el condón es obligatorio. Sin mencionar que los lubricantes de aceite, (como el aceite de coco) pueden alterar el Ph vaginal, incrementando así el riesgo de desarrollar vaginosis bacteriana.

Limpiarlo es fácil

El lubricante de agua desaparece de tu cuerpo fácil y rápidamente. Por otra parte, el de aceite te dejará una sensación aceitosa ahí abajo. Eso te obligará a bañarte… y no lo recomendamos, pues tu vagina estará algo sensible después del sexo, y para limpiarte bien podrías ser algo agresiva.

Otra forma de asegurarte que estás bien ahí abajo es yendo al baño inmediatamente después del coito. Esto eliminará bacterias y evitará el riesgo de una infección urinaria.

Publicidad

Entre menos ingredientes tengo, mejor

Gracias a que los lubricantes se han clasificado como ‘suplementos,’ no están siendo regulados por la FDA. Por eso mismo, cualquiera puede meterle los ingredientes que quieran… y no habrá ningún problema.

Entre más corta sea la lista de ingredientes de tu lubricante, mejor. Aquel ingrediente que DEBES evitar es el alcohol, pues podría matar las bacterias naturales de tu vagina. ¿Por qué habría alcohol en un lubricante? Éste reseca… y lo que buscamos es lubricar.

No compres en mayoreo

Si te encuentras un ofertón en walmart de un lubricante que nunca habías probado, no te sugiero comprarlo. No porque no sea bueno, sino porque podría no ser bueno para TI. Primero necesitas ver la textura, la comodidad, el olor y el sabor para que te guste. Sin mencionar que la vagina y la vulva tienen tejidos muy delicados… y podrían ponerse exigentes.

Considera una solución a largo plazo

Deberías considerar para qué necesitas el lubricante. Hay mujeres que lo necesitan porque están en la menopausia y la falta de estrógeno afecta la lubricación. Adicionalmente, hay ciertos métodos anticonceptivos que también causan resequedad y menor libido

Publicidad

Si termina siendo un problema hormonal, lo ideal sería consultarlo con un especialista. Y si es un problema por falta de juego previo, tal vez sea hora de dejar el ‘quickie.’

Foto: Archivo Eme de Mujer