Lo que nos hubiera gustado saber de los orgasmos

Cuando empezaste a tener sexo, seguramente le preguntaste a tus amigos: “¿se supone que un orgasmo se siente… así?” Y sin importar qué te hayan respondido, seguramente la respuesta es: no.

Ahora que ya tienes más experiencia en el apartado de los orgasmos (o al menos, eso esperamos), seguramente te habría gustado saber una serie de cosas antes de haber empezado.

  • Masturbarción: La masturbación es necesaria, higiénica, saludable, personal y privada, pero más importante: ES NECESARIA. A menos que tengas un chico que sepa cómo funciona tu cuerpo (y tu vagina), no sabrás cómo controlar tu placer, cómo llegar al clímax y cómo se siente un orgasmo. Piénsalo, si no sabes cómo complacerte, ¿cómo podrás explicarle a tu galán lo que quieres?
  • Saber lo que quieres: Cada mujer es diferente, así que lo que funciona contigo, podría no funcionarle a la ex de tu novio a tu mejor amiga. ¿Por qué es importante saber esto? Porque debes conocer lo que QUIERES y no las recomendaciones de tus amigas. Y no tengas miedo a equivocarte, son esos momentos vergonzosos de los que aprenderás el doble.
  • Relajación: La relajación es la clave. Entre más ansiosa y preocupada estés por el orgasmo, más difícil será llegar a él. Si te preocupa tu cuerpo o el poco placer que estás sintiendo, habla con él y déjale saber tus pensamientos. Aunque no lo creas, hablar de lo que sientes te ayudará un montón a sentirte mejor con tu cuerpo y placer.
  • Misionero: El clítoris es lo importante. Tal vez el misionero sea la posición básica e instintiva, pero es la posición que debes olvidar por completo. Hay tanta variedad en el kamasutra, que deberías ponerte a experimentar y no acomodarte con la primera que hayas intentado. Explora, sé creativa y busca la que más te acomode.
  • Juguetes: Si sabes que un juguete es lo que necesitas para llegar al clímax, ¿por qué avergonzarte de ellos? Quizá te dé un poco de pena ir a una ‘sex shop’, pero si valoras el poder de tu orgasmo, la vergüenza valdrá muchísimo la pena.
  • No siempre es igual: A veces sentirás que el placer es demasiado y en ocasiones pensarás que estás a punto de perder la cabeza. Un orgasmo, aunque llegue a través de la misma técnica, NUNCA se sentirá igual. A veces serán más intensos, más prolongados o más placenteros, así que puedes seguir experimentando, porque no sabes cuál te tocará 😉
  • No siempre llegará: Y tal vez no sea culpa de tu pareja o de ti, tal vez no era el momento o no llegaste a concentrarte lo suficiente. Pero es importante que sepas que sólo porque no llegaste al orgasmo, no quiere decir que la sesión apasionada haya sido un rotundo fracaso. Recuerda, el orgasmo no es la meta, sólo es un plus.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *