Pequeños hábitos que destruyen la confianza en una relación

Incluso sin saberlo, tú y tu pareja podría tener pequeños hábitos que provoquen desconfianza en la relación. No son problemas tan grandes que arruinen una noche, pero sí son pequeños errores que, a largo plazo, podrían dañar lo que han construido en años.

La ruptura de confianza a veces puede ser dramática, como el descubrimiento de una infidelidad. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la confianza gradualmente va en declive debido a una serie de eventos que no fueron resueltos correctamente,

Hablar de tu pareja a sus espaldas

Es natural que quieras hablar de tu relación con tus amigos o con alguien de tu familia, especialmente si han tenido problemas recientes. Sin embargo, no debería convertirse en un hábito.

Una cosa es recibir apoyo de un amigo, y otro, hablar de los problemas de tu pareja con cualquier persona. No parece la gran cosa, pero en algún momento él podría enterarse y su confianza se verá afectada.

Si hay muchos problemas en la relación y necesitas desahogarte, lo ideal es que vayas con un terapeuta o lo hables directamente con tu pareja.

Publicidad

Dejar asuntos sin resolver

Si necesitas escapar de una discusión para pensar claramente, adelante. No hay necesidad de continuar un argumento si parece que ninguno de los 2 están ni siquiera cerca de resolverlo.

Pero no importa qué tan frustrados estén ambos, NO deberían dejar el problema sin solución por mucho tiempo. Cualquier conflicto sin resolver produce resentimiento, miedo y falta de confianza.

Asumir

A veces asumimos las cosas… y tenemos razón. Pero a veces asumimos algo más… y no es verdad.

Digamos que, por ejemplo, tu pareja no quiere que veas su celular. Será fácil asumir que está hablando con alguien más o que incluso te está engañando. Pero es posible que quiera sorprenderte para su aniversario.

Publicidad

Tener una relación requiere confianza y asumir cosas que no se han dicho ni comprobado solamente arruinará esa confianza. No dejes que tu mente imagine lo PEOR y habla con tu pareja. ¡La comunicación es clave!

Estar en contacto cercano con tus ex

Está bien que quieras mantener contacto con tu ex porque tomaron la decisión madura de permanecer como amigos. Pero si se siguen mandando mensajes diario y se dan like en cada foto… obviamente tu pareja sentirá al menos un poco de desconfianza.

Si sigues a tu ex cercanamente en redes sociales con regularidad, le estás demostrando a tu pareja que sigues apegada a él. Y establecer una buena confianza requiere el desapego de relaciones románticas pasadas.

Reprimir tus emociones

¿Te imaginas tener una relación sin discusiones? Parece increíble, pero en realidad no lo es, pues las peleas en pareja son un hábito que hacen más bien que mal.

Reprimir tus emociones para evitar peleas destruye el lazo que hay en pareja. Es mucho mejor comunicarse, discutir y encontrar soluciones, que dejar que los problemas se acumulen poco a poco.

Invadir su privacidad

Ya sea leyendo sus mensajes, checando sus correos y esculcando sus chamarras, cualquier invasión de su privacidad inevitablemente provoca desconfianza.

¿Qué es lo que pasa? Que tú estás desconfiando en él desde un principio, y la desconfianza genera mayor desconfianza. Es importante respetar los límites de tu pareja y entender que una relación no puede funcionar sin confianza.

Mentiritas blancas

Decir mentiras blancas, por más blancas que sean, es un mal hábito que puede salirse de control. Al principio no parece la gran cosa, pero esas mentirillas pueden decirle a tu pareja que tu palabra no es de fiar.

Entre más fácil se te haga mentir, más fácil será hacerlo con regularidad. Y al principio mentías sobre quién se comió la última manzana, y luego terminarás escondiéndole tus deudas.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Roxette: 5 canciones del dúo sueco que hicieron historia

Se nos fue Marie Fredriksson a los 61 años
Leer más