Punto A: Cómo tener un orgasmo vaginal profundo

Aunque constituye la imagen por excelencia de nuestra cultura de la satisfacción sexual, el orgasmo durante el sexo es complicado. La penetración vaginal no proporciona la estimulación directa del clítoris que la mayoría de las mujeres necesita. Y aunque estimulemos ese punto C manualmente, a veces NO es suficiente. Es por eso que hoy les quiero hablar del Punto A y el orgasmo vaginal profundo. Son difíciles, es cierto, pero no imposibles.

El punto A es parte del placer femenino que pocas discutimos, pero HOY se merece un artículo completo. Pero para hablar de éste, tengo que hablarles del clítoris. A comparación de lo que la mayoría cree, el clítoris no es sólo un botón al frente de la vulva. El clítoris se extiende dentro del cuerpo por 13 centímetros, casi la medida del pene promedio. Tiene piernas y bulbos que se sientan debajo de los labios y se extienden hasta el abdomen.

Cada orgasmo que una mujer tiene, ha tenido y tendrá se basa en el clítoris. Sí. En serio. CADA orgasmo. Incluso los del punto G son parte del clítoris… ¡así como el punto A!

Te puede interesar: Cómo pedirle algo más kinky

¿El punto A es el clítoris?

El punto A, la zona erógena del fórnix exterior, es un área de sensibilidad placentera ubicada en el extremo posterior del clítoris (la parte interna). Está por encima del cuello uterino, MUY atrás de la vagina. ¿Y por qué lo llamamos punto A? Bueno, además de su nombre, puede ser estimulado por el sexo anal. Sí, así como lo leíste: el clítoris puede ser estimulado por el sexo anal.

Publicidad

Dicen que a las mujeres no les gusta el sexo anal. Y no dudo que para muchas sea desagradable, pero quienes lo prefieren, estimulan el clítoris de esta forma.

¿Cómo lo encuentro?

Puedes encontrarlo sin el sexo anal, no te preocupes. Pero para encontrarlo, debes lavar bien tus manos con agua y jabón. Mete uno o 2 dedos hasta el fondo de la vagina. Cuando ya no puedas penetrar más, habrás encontrado el cuello uterino. El cuello uterino separa la vagina del útero.

Mueve tu dedo a un área con cierta firmeza que sea cómoda para ti. Se va a sentir raro, quizá un poco placentero, pero te dará la sensación de estar muy llena. Por supuesto, cada experiencia es diferente para cada quien. Hay chicas que dicen que esta área es muy sensible, y otras que no. Lo mismo dicen del punto G.

Te puede interesar: Tips fáciles y rápidos para llegar al orgasmo

Publicidad

Es sobre presión, no nervios

A pesar de lo que la mayoría cree, los orgasmos no suceden en la vagina. De hecho, la vagina casi no tiene terminaciones nerviosas. Como dato curioso, una mujer podría tener una cirugía vaginal ambulatoria sin la necesidad de anestesia. Pero bueno… ¿quién querría eso, no? El punto es que el clítoris es el que tiene muchas terminaciones nerviosas, no la vagina.

Sin embargo, la vagina experimenta placer de una forma diferente. No es sensible al tacto, sino a la presión. Es por eso que debe haber penetración de algún tipo.

¿Cómo se relaciona con el sexo anal?

¿Esto qué tiene que ver con el sexo anal? Debido a su ubicación al final del clítoris, cerca del cuello uterino, esencialmente está cerca del recto. Y por si no lo sabías, el recto es vecino de la vagina.

Cuando tienes sexo anal, el pene o dildo puede estimular indirectamente el punto A. Por supuesto, cada cuerpo es diferente, así que no todas las mujeres reciben este tipo de estimulación.

Pos si fuera poco, el punto A tiene más beneficios. Además de brindar mucho placer, se supone que incrementa la lubricación vaginal, así que, en teoría, podría ayudar con problemas como la resequedad de la zona íntima.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer