Qué hacer si sospechas que te está engañando

Te está mintiendo, lo sabes. Ya no es el mismo de antes; no te trata como la reina que él decía que eras para él. Llega tarde todas las noches, de repente se desaparece y últimamente ha hablado mucho de la secretaria de su jefe.

Sospechas que te está engañando… y no es nada bonito pensar en ello. Así que te verás tentada de ver su teléfono, buscar su foto en Tinder e incluso interceptar sus llamadas, pero… ¿en serio crees que te ayudará de algo? Dicen que el que busca, encuentra, pero mientras buscas, vivirás llena de rencor, enojo y celos.

Toma un paso hacia atrás y ve si tus sospechas son válidas

Primero tienes que evaluar si tus sospechas son válidas o han sido construidas por culpa de tus inseguridades. Si en verdad no tienes razones para sospechar de tu pareja, y aún así empiezas a tratarlo como si te estuviera engañando, seguro causarás MUCHOS problemas.

No invadas su privacidad

Será tentador agarrar su teléfono para buscar evidencia de que te engaña y que no estás loca… pero no lo hagas. Si no te está siendo infiel y descubre que invadiste su privacidad, dejará de confiar en ti casi por completo.

Habla con él

Dale la opción de decirte la verdad. Pregúntale si podrías checar su celular y espera su reacción. Si lo permite, podrás superar esas sospechas, dependiendo de lo que encuentres (o no). Si no quiere darte su celular, es válido. Pero eso te ayudará a a entender un poco más de su relación.

Publicidad

Y si invades su privacidad, prepárate para enfrentar las consecuencias

Invadir su privacidad posiblemente levante más preguntes que respuestas. Posiblemente encuentres información que podría malinterpretarse sin contexto. Además, es posible que encuentres cosas que incrementen tus dudas.

Piensa en qué hacer

Tan sólo la idea de ser engañada aumentará tus inseguridades. Si le preguntas a tu pareja si ha sido infiel y te dice que sí, planea el peor escenario posible. Créeme, pasará por tu mente sacarlo de la casa con un sartén o desahogarte en redes sociales, pero piensa a futuro. No actúes impulsivamente.

Busca a alguien más

Esto es algo que a mi me recomendaron, y creo que no es una mala idea para casos grandes y urgentes: contrata a un investigador privado. Hay investigadores que PUEDEN invadir la privacidad de otras personas de manera legal, pues cuentan con licencias para hacerlo. Y si existe la posibilidad de llegar a juicio, la evidencia de un investigador privado será más legítima que lo que encuentres por cuenta propia.

Ten una estrategia de salida

Si estás casada o comparten bienes, busca un abogado. Yo sé que no será lo primero que pase por tu mente, pero por más que ames a esta persona, es posible que haga lo imposible por ganar… y debes estar preparada. Nadie sabe la pareja que tiene hasta que se separan.

Publicidad

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot