Rigidez vaginal: Qué es y cuáles son los mitos

Si alguna vez has experimentado dolor o incomodidad durante la penetración, te podría preocupar si tu vagina es demasiado pequeña o angosta para el sexo. Y la verdad es que no. Ninguna vagina es demasiado angosta para el coito. A veces, sin embargo, es importante prepararse más para la penetración.

En su estado no excitado, la vagina mide entre 7.5 y 10 centímetros de largo. No parece mucho, pero cuando está excitada la vagina se expande. Además libera un lubricante natural. Si tú experimentas dolor o dificultad con la penetración, puede ser señal de que no lubricaste lo suficiente, mas no que tu zona íntima esté apretada.

¿Cómo cambia la vagina?

La vagina sufre muchos cambios a lo largo del tiempo. Está diseñada para tener sexo y dar a luz. Son los únicos 2 eventos que cambian el tamaño y la rigidez de la vagina.

Cambios durante el sexo

La vagina está diseñada a expandirse y alargarse durante la excitación. Cuando estás excitada, la parte inferior de la vagina se expande y empuja al cuello uterino y útero dentro del cuerpo. De esta forma, el pene o juguete sexual no golpea el cuello uterino durante la penetración (lo cual puede ser doloroso).

La vagina también libera un lubricante natural que permitir la penetración. Si ésta empieza antes y no estás lo suficientemente lubricada, sentirás dolor… e incluso podrías lastimarte. Es por eso que el juego previo es TAN importante, y si no hay tiempo para alargarlo, al menos tienes que comprar un lubricante de agua.

Publicidad

Estos procesos naturales no siempre mejoran el sexo. De hecho, un estudio descubrió que el 30% de las mujeres experimentan dolor durante la penetración. Si este dolor y rigidez persiste, te recomiendo consultarlo con un experto.

Cambios durante el parto

La vagina puede crecer y expandirse para acomodar el nacimiento de un bebé. Y después de eso puede regresar a su tamaño natural.

Después del parto, tu vagina no será la misma, pero eso no quiere decir que se vuelva más pequeña. La forma natural de ésta y su elasticidad cambia a medida que crecemos… y toda mujer debe adaptarse a ello.

Si sientes que tu vagina es muy rígida

Varias condiciones pueden afectar qué tan apretada está tu vagina. La mayoría de estos problemas son menores y fáciles de tratar.

Publicidad
Falta de lubricación

La excitación provoca un lubricante natural. Si el juego previo no es suficiente, te recomiendo comprar un lubricante en cualquier farmacia. Y recuerda, la estimulación del clítoris es lo MEJOR que puedes hacer.

Infección o trastorno

Infecciones, como una ITS no cambian la forma o rigidez de la vagina. Sin embargo pueden causar dolor durante el sexo.

Heridas y traumas

Una herida en la pelvis o genitales dificultan o imposibilitan el sexo. Espera a que tu cuerpo esté completamente sano para intentar una actividad sexual.

Anormalidades congénitas

Hay mujeres que nacen con himen grueso o inflexible. Durante el sexo, el pene o un juguete sexual puede golpear el himen y causar dolor. Y aunque se rompa, el sexo podría seguir siendo doloroso.

Vaginismo

El vaginismo causa contracciones involuntarias en los músculos del suelo pélvico. Antes de la penetración, esta condición hace que éstos se aprieten para que el pene no pueda entrar. La condición es causada por miedo o ansiedad. Hay personas que incluso no pueden usar tampones o tener un examen pélvico.

El tratamiento involucra una combinación de terapias. Además se pueden utilizar dilatadores vaginales para combatir la rigidez poco a poco.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot