Un miembro pequeño, ¿lo arruina todo?

Cada chico nuevo es como una Navidad nueva. Te emociona abrir su ‘paquete’ y disfrutar del regalo, pero ¿y si Santa te dejó sólo un pequeño pedazo de carbón y no el Polo Norte? ¿Lo dejas por no cumplir con los centímetros deseados?

En México, el tamaño promedio del miembro masculino es de 15.10 cm y, mientras que diversos estudios mantienen que el tamaño en general no importa demasiado para conseguir placer durante el encuentro sexual, las mujeres sí lo consideran un problema cuando los centímetros no son socialmente suficientes.

Un pene pequeño no debería arruinar la experiencia ni la relación. Los grandes amantes lo hacen bien porque ponen atención a lo que una mujer realmente necesita, la respeta, cuida de ella y le es importante su placer y capaz de ofrecerlo de diferentes maneras.

Ya sabes lo que dicen: no es el tamaño del bote, sino el ritmo del océano lo que verdaderamente importa. Muchos hombres que no fueron muy bien dotados tienen otras habilidades en la cama para no depender enteramente del tamaño de su miembro.

Por su parte, si llegamos a preguntar, muchas mujeres no saben qué hacer con un pene pequeño. Y no tanto porque sepan que no les dará suficiente placer, sino porque los medios y la sociedad en general ha malinformado sobre el tema y nos han hecho creer que el tamaño SÍ importa.

Publicidad

No, un pene pequeño NO arruina la experiencia, pero lo malo es que son pocas las mujeres que se atreven a pensar que no lo haría. El problema en sí no es el tamaño, sino lo que pensamos al respecto.

Nuestra recomendación es que le des una oportunidad con la mente abierta: ¿y si es bueno en la cama a pesar de los centímetros? ¿Y si puede voltear tu mundo con su OTRO músculo?

Además, el anillo vibrador puede ser una excelente opción para complementar la experiencia. Sin mencionar que posiciones como la vaquerita y la de perrito mejoran la penetración.

Por: Archivo Eme de Mujer

Sígueme a través de Twitter @AndyBouchot 😉

Publicidad

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *