Vaquerita: 6 formas para mejorar el placer

Pocas posiciones son tan populares como la vaquerita. Tanto hombres, como mujeres la disfrutan y, afortunadamente, es una de las preferidas para el placer femenino gracias a la estimulación de clítoris y el control.

Pero como cualquier otra posición, la vaquerita tiene mucha variedad. Puede realizarse casi en cualquier lugar y, con las herramientas o técnicas correctas, podría volverse en la favorita de TODAS.

¿Por qué es mejor para las mujeres?

Porque tenemos más control de la velocidad, el ángulo y la velocidad, así que básicamente nos permite tener mayor control de nuestro placer y la estimulación del clítoris o punto G.

Además, la vulva y el clítoris se vuelven de fácil acceso, y la mayoría de las mujeres necesitan este plus durante la penetración para llegar al clímax.

Te puede interesar: 10 formas para tener sexo en una mesa

Publicidad

El ángulo correcto

En teoría sólo tienes que estar arriba para estimular el clítoris, pero si no encuentras el ángulo correcto, tienes otras opciones. Para encontrarlo, mueve tu cuerpo hacia adelante y hacia atrás lentamente, y de derecha a izquierda para hacer comparaciones.

¿Muy profundo? No te preocupes. Si te incomoda porque la penetración es muy amplia, puedes inclinarte hacia adelante y apoyar tus brazos en la cama como en la posición del misionero. Y no te desanimes si no encuentras el placer de inmediato. El chiste no es pensar en lo raro que se siente, sino en descubrir la gran variedad de sensaciones.

El movimiento

Una vez que encuentres el ángulo perfecto, tienes que averiguar el movimiento correcto, especialmente si crees que no tienes suficiente experiencia en esto. Pero lo único que necesitas es práctica. Empieza con pequeños ajustes en tus caderas y cuerpo hasta que sientas algo bien.

Puedes usar los músculos de tus piernas para moverte de arriba hacia abajo, pero yo te recomiendo más moverte de adelante hacia atrás. Tus manos pueden apoyarse en la cama para mantener el equilibrio y si algo no se siente muy bien, experimenta.

Publicidad

Para no cansarte

Por algo el sexo es un tipo de cardio. Te aconsejo llevar un ritmo lento, especialmente si no encuentras todavía las sensaciones que te gustan. Pero debes aprender a respirar. Si alguna vez has hecho entrenamientos intensos, sabes que no llegarás lejos si no respiras bien. Parece lo más natural del mundo, pero nos falta experiencia.

Recuerda que no debes hacerlo todo tú sola. El sexo es un baile. Y tu pareja también debe mover sus caderas para mejorar el placer de ambos. Y si te cansas mucho, inclínate hacia tu pareja para apoyarte en él o en la cama, como en la posición del misionero.

Te puede interesar: 10 pequeños cambios para tener mejor sexo

Práctica

Tener condición física te ayudará a disfrutarlo más. La buena estamina sexual se construye a través de la fuerza en los músculos y una buena rutina de cardio. Te recomiendo trabajar tus piernas y hacer tus kegels para fortalecer tus músculos pélvicos. ¿Sabes qué significa eso? Mejores. Orgasmos.

Variaciones

¡Tienes más opciones! En primera, pueden aprovechar la vaquerita invertida. Básicamente estás arriba, pero tu mirada está hacia sus piernas.

Pero si quieres algo más avanzado, puedes inclinarte hacia un lado, poner una mano en la cama para apoyarte y alzar un poco la pelvis. El apoyo extra y el movimiento de la pelvis será súper erótico para ambos.

Más placer

Muchas mujeres no pueden llegar al orgasmo a través de la penetración. Por eso te recomiendo agregar un juguetito a la ecuación. Te recomiendo, desde un anillo vibrador, hasta algo más avanzado que se enfoque en la estimulación de clítoris.

Relájate

Hay muchos beneficios de la vaquerita, pero si no puedes relajarte, no lo podrás disfrutar. El sexo es psicológico, y para que una mujer pueda experimentar los mejores orgasmos, tiene que apagar ciertas partes de su cerebro que tienen que ver con el control y el juicio. Sé que no es fácil, es cierto, pero esta posición te obligará a concentrarte más en el acto mismo y, ojalá, a relajarte.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot