Voyeurismo: Todo lo que debes saber

Los fetiches vienen en diferentes formas y tamaños. Algunos son súper comunes como el bondage, el role play y el sexo anal. Pero ¿alguna vez has escuchado del voyeurismo? O si sabes qué es, ¿te ha llamado la atención intentarlo?

El voyeurismo trata sobre la excitación al ver a otras personas sin ropa o teniendo relaciones sexuales. Y aunque el placer comúmmente se deriva de ver a otros, el fetiche también incluye escuchar el sexo de otros, o cuando relatan sus experiencias sexuales.

No es tan ‘creepy’ como suena; el voyeurismo es un fetiche y, según el Diario de Sexo e Investigación, es uno de los más comunes. Y si te da un poco de curiosidad, no te preocupes, tenemos toda la info 😉

Te puede interesar: 10 formas para experimentar en la cama

¿Qué es un voyeur?

Un ‘voyeur’ es alguien que experimenta placer al ver a otras personas tener sexo. Quizá ya hayas decidido que no es lo tuyo, pero… ¿el mismo porno no es, en parte, voyeurista?

Publicidad

Después de todo, la mayoría de las personas se masturban al ver a otras personas tener sexo en pantalla. Así que sí, es más común de lo que te imaginas.

¿Por qué es un fetiche?

¿Por qué ‘algo’ nos da placer? Todos experimentamos cosas que nos dan placer (y no), y depende enteramente de nuestros gustos. El voyeurismo es una forma diferente de experimentar el sexo, y hay personas que lo prefieren sobre otro tipo de técnicas.

¿Cuál es la diferencia entre el buen voyeurismo y el mal voyeurismo?

Fácil: el consentimiento. El voyeurismo es un fetiche que puede ser divertido de forma consensuada, o sin consentimiento y dañino. El desorden voyeurístimo se encuentra en el mahual de diagnóstico para trastornos psiquiátricos, en el que se describe como un interés sexual persistente e intenso en espiar a personas desprevenidas desnudas o que tienen relaciones.

En otras palabras, tienes que asegurarte que cualquer práctica sexual que hagas, sea realizada con consentimiento previo. El buen voyeurismo se realiza con buena comunicación, mientras que el mal voyeurismo se realiza a espaldas de alguien.

Publicidad

Te puede interesar: Las 5 señales de una relación saludable

Cómo hacerlo

Ok, vamos a la parte divertida: hay muchas formas de agregarle variedad a tu vida sexual, especialmente con el voyeurismo.

  • Mira cómo se masturba tu pareja: esto podría excitarle a ambos. O, si nunca lo has intentado por el placer mismo, podría ser una excelente opción para mostrarle lo que te gusta y lo mucho que se puede disfrutar.
  • Ve cómo se baña tu pareja
  • Trae a una persona de confianza a la recámara para que los vea tener sexo

Si te intriga esta práctica, no dudes en realizarla de la forma más cuidadosa y segura posible. Pero recuerda, el consentimiento es un factor clave.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot