cómo comer bien en diciembre