Kris Goyri apuesta por la alta costura con ayuda de la tecnología