mitos del uso de braiser