no debes tronar los granos